Menu

+34 91 708 99 35 (8:00 a 17:00 horas) blopezibor@hmhospitales.com

Noticias

Blanca López-Ibor Aliño
/ Categorías: Noticias

Un deportista de alto rendimiento bajo la mirada de la discapacidad

La historia de Caco Pinon, un universitario malagueño que apunta a la natación adaptada como una forma de vida para ejercitar el cuerpo y la mente

Bajo el tiempo y la ilusión de un joven universitario y la constancia de un deportista de alto rendimiento se forja la capacidad de superación y compromiso. Esta es la historia de aquel que se debate entre aulas y entrenamientos, dejando su trabajo sobre exámenes y marcas personales. La discapacidad no le ha frenado a Carlos Pinon Romero que, más conocido como Caco Pinon, ha optado por llevar adelante su pasión por el periodismo y por la natación.

Nacido en Londres, aunque proveniente de madre catalana y padre francés, se mudó a Málaga junto a su familia cuando él tan solo tenía cinco años. «Yo empecé con la natación porque los médicos me dijeron que me ayudaría con mi discapacidad para tener más movilidad», declara Caco Pinon, quien a los siete años se empapó de este deporte. Sin embargo, al cumplir los doce años sus aficiones cambiaron y sustituyó la natación por el baloncesto en silla de ruedas. Pasados cinco años, el teléfono sonó. Era el Real Club Mediterráneo de Málaga, el cual estaba interesado en crear un equipo de natación adaptada de alto rendimiento. Y Caco Pinon volvió a impregnarse de este deporte.

Cuando llegó el momento de comenzar la universidad, Caco Pinon lo tenía claro, quería estudiar periodismo. «Lo elegí porque a mí me gusta el baloncesto y como no puedo jugarlo profesionalmente, el periodismo me ayuda a estar conectado a él», expresa. La parálisis cerebral y un tumor en el ojo izquierdo no han parado a este ya malagueño de adopción, sino que ha desafiado sus propios límites para dar lo mejor de sí mismo.

El nadador paralímpico ha hecho de la piscina su segundo hogar. Ahora, se entrena de lunes a sábado, un total de más de 15 horas a la semana. Pero Caco Pinon no solo busca la excelencia en el agua, sino que también asiste diariamente a la Facultad de Ciencias de la Comunicación. «En ciertos casos es difícil compaginarlo con la carrera, tienes que renunciar a muchas cosas como a salir con los amigos», cuenta. Las competiciones, los trabajos y los exámenes ocupan todas las horas del día. «Llega el fin de semana y tienes que estar sentado estudiando», explica.

La Universidad de Málaga fue la primera universidad española en conceder a los deportistas de alto rendimiento una herramienta que reconociese sus derechos y obligaciones, regulando la relación entre ambas prácticas. Así que, por su compromiso y su ejemplo de superación, además, de la consecución de numerosas medallas en los campeonatos de Andalucía y España en natación adaptada, la UMA distinguió en 2023 por trayectoria deportiva a Carlos Pinon y a su compañero Luis Trhougtom. «La universidad siempre me ha apoyado si he tenido que cambiar exámenes o justificar ausencias por entrenamientos o competiciones», confiesa.

La visibilidad de estos casos es cada vez más acentuada. Aun así, queda mucho camino que recorrer. Por lo que hace un par de años, los tres nadadores de natación adaptada del Real Club Mediterráneo, Caco Pinon, Luis Trhougtom y Pablo Garabato, crearon el instagram @malaka_paraswimming con la finalidad de «darle visibilidad al mundo paralímpico y así poder conseguir patrocinadores». «Es muy difícil vivir de esto», sentencia Pinon. Su equipo –tres deportistas y un entrenador– cuenta actualmente con la baja del monitor, y Pablo Garabato es el que lleva las riendas del grupo. El Real Club Mediterráneo también tiene una sección de deporte adaptado, entre los que se encuentran pádel, remo, vela y natación.

En la natación paralímpica existen hasta 10 categorías en función del grado de discapacidad, donde S1 es el nivel de mayor diversidad funcional y S10 el menor. Dependiendo de esta condición, el deportista se someterá a unas pruebas u otras. A mitad de abril, Caco Pinon participó en la S4 de La Liga AXA, la cual gestiona competiciones alrededor de toda España. En este campeonato, el universitario hizo sus mejores marcas de la temporada: 50 metros libres en 43,66 segundos y 100 metros libres en un tiempo de 1:40:12.

 

La natación es un deporte muy completo. Y a pesar de ser una actividad física, también lo es mental. «En una carrera todos los nadadores compiten contra ti, y normalmente han entrenado lo mismo, por lo que al final es más mental saber que tú puedes ganar», explica el malagueño. La disciplina y la organización son para Pinon el espíritu principal que te ofrece esta forma de vida. «Me gustaría poder debutar este año con la selección española», comenta Pinon ante sus objetivos a corto plazo. Aunque, como cualquier sueño de una persona que le apasiona lo que hace, en un futuro espera verse tras las barreras de los Juegos Paralímpicos.

La sensación de estar en el agua, de flotar, de moverte con sutileza, de ir con ella. Para Caco Pinon, la natación es, sin duda alguna, una experiencia de vida, donde cada brazada es una victoria ante las limitaciones físicas. Y así se lo transmite a los más pequeños de los colegios a los que acude a dar charlas. «Los niños se ilusionan y después me hablan contándome que han empezado a hacer natación», detalla.

Además de nadar, Pinon saca tiempo con la destreza de escribir en dos medios digitales sobre la NBA. Entre el agua o el papel, no sabría con cuál quedarse. Ambas pasiones le llenan de manera distinta. Y a pesar de que él siempre ha querido ser periodista –y tiene claro que sería el camino más fácil– se decantaría por vivir su sueño de ser deportista profesional en el mundo paralímpico.

Inclusividad al acceso

La calle es algo de todos. Pero no apta para todos. A menudo, las personas con diversidad funcional se encuentran en un continuo hándicap. Como si al tirar una moneda, su forma de vida siempre acabase saliendo cruz. Vías, semáforos, obras no señalizadas y cualquier tipo de inconveniente para las diferentes discapacidades. Y aunque Caco Pinon puede asegurar que a él no le afectan demasiado, si que se da cuenta de ellos. «Cuando salgo los jueves universitarios con mis amigos muchas veces llega el portero de turno que te dice que no puedes entrar porque hay mucha gente o hay escaleras», reconoce.

Las administraciones públicas o incluso los autobuses escolares carecen en ocasiones de una rampa. «Hay veces que el bus del campeonato no tiene elevador y tienen que coger la silla de ruedas», declara. Igualmente, Caco Pinon asegura que estas situaciones han mejorado desde hace unos años. «Mucha gente con discapacidad no salía antes a la calle. Y ahora poco a poco se van integrando en la sociedad», concluye.

El malagueño considera que su mayor virtud es que cuando algo «se le pone entre ceja y ceja» sabe que lo puede conseguir. Y confía en él mismo como nadie lo hace. Carlos Pinon es un ejemplo de perseverancia y disciplina. En la igualdad de condiciones físicas, es la fortaleza mental la que determina al ganador. Esta filosofía deportiva se traslada a su vida diaria, donde enfrenta y supera barreras que van más allá de las piscinas y aulas.

 

Fuente: https://www.diariosur.es/cronica-universitaria/deportista-alto-rendimiento-bajo-mirada-discapacidad-20240513124220-nt.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.diariosur.es%2Fcronica-universitaria%2Fdeportista-alto-rendimiento-bajo-mirada-discapacidad-20240513124220-nt.html 

Artículo anterior Carrera Niños sin cáncer City - Fundación Oscar Contigo
Artículo siguiente Precaución por obras en el Hospital
Imprimir
168 Puntúe este artículo:
5.0

Debeabrir sesión o registrarse para enviar comentarios.

«junio de 2024»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
272829303112
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
1234567